“La escuela tiene memoria: el arma para la construcción colectiva”

Por Andrea Romero

En la escuela Ing. Manuel Osvaldo Costello ubicada en el barrio UTA de la ciudad de Tafí Viejo, se llevó a cabo la jornada “Cine de mate y debate” en el marco del mes de la memoria. La actividad tuvo la participación de los alumnos de 5º y 6º año, de los profesores organizadores y de un miembro de la Comisión de Derechos Humanos de Tafí Viejo.

Los jóvenes y los profesores llevaron mate para compartir mientras se desarrollaba la actividad. “Líneas de teléfono” fue el primer corto en proyectarse para dar inicio al debate. Luego, la profesora Gabriela Stancanelli expuso un power point armado por el profesor Emiliano Velárdez en donde se detallaba los inicios del golpe de estado, las fuerzas que conformaban el gobierno de facto, el significado del terrorismo de estado, qué es un centro clandestino y algunos de  los que forman parte del circuito represivo de Tucumán, y el rol, que cumplieron y cumplen, las madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Cabe destacar, que al mismo tiempo que se establecían estos tópicos, los jóvenes aportaban detalles, puntos de vista y opiniones.

Después, fue el turno de la visualización de un fragmento de “La mirada invisible” el cual generó diversos cometantarios de manera espontánea por parte de los jóvenes. “Yo mi en pedo voy a esa escuela”, “Qué suerte que no vivimos en esa época”, fueron alguno de los comentarios suscitados, claramente en desacuerdo con la forma de educación impuesta por la dictadura militar en aquella época. “Arte y compromiso” fue el último audiovisual en proyectarse. Este muestra el “Siluetazo”, intervención artística llevada a cabo el 21 de septiembre de 1983 por iniciativa de grupos de estudiantes, artistas, y organizaciones de Derechos Humanos que consistía en delinear la silueta de un cuerpo en un afiche para reclamar, a través del arte, por aquellos que habían desaparecido. Tal intervención tuvo lugar en la Plaza de Mayo.

Para concluir la actividad, se hicieron dos intervenciones colectivas. Por un lado, se leyó el poema “Queda Prohibido” de Alfredo Cuervo Barrero, cada uno leía en voz alta un fragmento y , por otro, se realizó el “Siluetazo” en donde los jóvenes escribieron un fragmento del poema en la figura que habían delineado.

La jornada estuvo a cargo de los profesores Adriana Vanessa Rodríguez (Danzas Populares), Gabriela Stancanelli y Lucía Ballesteros Cejas (Filosofía), María celeste Abete (Ejercicio Vocal e Instrumental II) y Emiliano Velárdez (Producciones Argentinas y Latinoamericanas). El objetivo planteado para realizar la actividad es el de visibilizar los hechos sucedidos durante la última dictadura militar y, a partir de ello, construir la historia a través de saberes colectivos, en donde los jóvenes sean partícipes.  “Inventamos llevar a cabo una educación constructivista” dijo la profesora Stancanelli para dejar en claro su postura.

“Es importante la construcción de la identidad en los adolescentes, valorarlos, empoderarlos, saber que son seres con derecho, siempre con el arte presente ya que su formación habla ese lenguaje” dijo la profesora Vanessa, una de las ideólogas del proyecto quién a su vez recalcó la importancia del testimonio que brindó el miembro de la Comisión de Derechos Humanos de TafÍ Viejo que estuvo participando de la actividad. “La importancia del testimonio es que materializa frente a sus ojos (de los jóvenes) la historia, nuestra historia. Además, creo que todos nosotros que no tuvimos que perder a un ser querido en esas circunstancias, somos los que tenemos que habilitar esos espacios para resguardar la memoria desde un lugar de justicia, pero también de esperanza” expresó.

Sin duda son estos espacios los que contribuyen a combatir a aquellos que quieren instaurar otra vez la teoría de los dos demonios. Por esta razón, la educación y la memoria serán las armas propicias para empoderar a los jóvenes. Será nuestro deber como sociedad contribuir a que la memoria siga viva.

Fotos: Gentileza Vanesa Rodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *