La Selección hizo lo que pudo, ahora queda hacerlo todo

(Por Lujan Moran)

De la sanción de Messi con 4 fechas de suspensión, a perder 2 a 0 con Bolivia, a mirar la tabla y vernos 5tos y un posible viaje a Nueva Zelanda. Debemos volver a ser esa Selección grande, como lo está logrando Brasil con Neymar y Tité, y no quedarnos en el montón que pretende FIFA.

 

El partido de ayer contra Bolivia era “perdible”. Con o sin Messi, siempre a nuestra Selección le fue difícil sacar aunque sea un punto en La Paz. Lo que había que lograr era encontrar un posible funcionamiento colectivo sin la ayuda del 10 más que nada para proyectar lo que vendrá en unos meses. Ésto finalmente no sucedió. La defensa diezmada y con serias falencias en las jugadas que derivaron en los goles, más allá del tempranero cambio de Funes Mori por lesión; un mediocampo que hizo lo que pudo, aceptable labor de Pizarro, jugador habituado a la altura por jugar en la liga mexicana; y un ataque nuevo, Pratto y Correa que estuvieron lejos de deslumbrar. Hubo una que otra jugada de gol, proyectadas por Di María y Acuña.

El equipo boliviano no tenía nada para perder. Si bien los hinchas pagaron su entrada para ver a Messi sin importar el resultado, la ausencia del jugador fue un bálsamo para el DT, ya que se libraba de tener que hacer la marca escalonada que tenía ideada para el mejor jugador del mundo, y sabía que sus jugadores, adaptados a los 3600 metros sobre el nivel del mar, tenían que aprovechar los momentos para atacar cuando los rivales se equivocaran producto de las consecuencias de la altura. Y eso sucedió. No vamos a decir que Bolivia jugó ni 10, ni 11 puntos. Fueron muy discretos, aprovecharon 2 oportunidades y “regalitos” en la marca de Roncaglia, Musacchio, Rojo y el trastabilleo de Romero y listo, 2 a 0 y a la bolsa. Es casi imposible que Bolivia clasifique al Mundial, por eso para ellos su mejor producción es poder ganarle a Argentina y a las mejores selecciones en su casa.

Después del partido de Argentina y de las declaraciones de Bauza donde asegura que la Selección va a clasificar, que están vivos, que nadie lo sacará de su puesto, y tirar cizaña contra la FIFA sobre la sanción a Messi enfatizando que algo raro pasó; el resto de los partidos se jugaron y en cierto modo favorecieron a la selección. Colombia le ganó a Ecuador lo que llevó que el ganador pase a ser 2do en la tabla, y el perdedor continúe debajo nuestro; Perú le ganó a Uruguay, ésto llevó a que la celeste no se nos aleje (quedó 3era) y los incaicos se metieron en la conversación pero aún lejos, a 4 puntos del repechaje; Brasil le ganó cómodamente a Paraguay 3 a 0, el Scratch es la 1era clasificada a Rusia 2018, tranquila en el 1er puesto y nos dio el alivio que los albirrojos no se quedaran a un punto nuestro (siguen a 4). El triunfo de Chile sobre Venezuela fue el menos favorecedor ya que hizo que la roja recupere su cupo directo y nos bajó al 5to.

Quedan 4 fechas, 2 de local (Perú y Venezuela) 2 de visitante (Uruguay y Ecuador). Mucho que aprender. Podríamos fijarnos en el trabajo que hizo Tité, DT de Brasil, que llegó hace 8 partidos para comandar a su selección, logró rearmar un equipo, sobreponerse a los fantasmas del 7 a 1 del 2014, un equipo que juegue bien junto a Neymar, donde él puede lucirse gracias a sus compañeros y no por hacer todo sólo, y así ganaron todo, los 8 partidos con Tité y ya sacaron su pasaje a Rusia.

Bauza también llegó hace 8 partidos y ganó 3, empató 2 y perdió 3, tampoco encontró el funcionamiento adecuado para que haya un juego colectivo donde Messi forma parte de él y no sea sólo él (la conocida Messidependencia que más se acentúa cuando Lio no juega).

Hay que acomodar muchas piezas. AFA desde hoy tiene nuevas autoridades (asume por la tarde Claudio Tapia). La Selección tiene que mejorar, puede hacerlo, sólo falta que el técnico, ya sea Bauza o cualquiera, encuentre esa forma, que el equipo juegue para el equipo, con nombres de allá, de acá, pero que juegue. Quedan 3 partidos sin Messi, si no le reducen la sanción, para ello hay que lograr que Argentina demuestre lo que históricamente fue, una potencia, con o sin Messi. Y que nunca seremos una selección más del montón como quiere hacernos creer la FIFA. Pero para eso hay que trabajar, y mucho. Sino seguiremos viendo así la tabla, implorando por el 5to puesto y vamos a Nueva Zelanda como escala previa a Rusia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *