DESPUÉS DE “LALI” SE VIENE “LASUDA”

(Por Lujan Moran)

Se acabó el sueño de Atlético Tucumán en el máximo torneo continental. Pero estos 8 partidos que terminó sumando en su camino de Libertadores le servirán de gran experiencia para dentro de pocos meses, ya que desde julio jugará la Copa Sudamericana.

La hazaña en Sao Paulo era justamente eso, algo muy difícil ante uno de los equipos más grandes del continente, el Palmeiras. Pero para este Atlético nada parecía imposible. En su primera incursión internacional, con todo lo vivido en las fases previas, en especial lo que pasó en Ecuador, luego enfrentarse a la fase de grupos con uno de los mejores uruguayos (Peñarol), enfrentarse de nuevo a la altura aunque esta vez la boliviana (Wilstermann) y estar cara a cara con un gigante brasilero; y mal no le fue. Si bien todos querían quedar primero o segundo, no fue un mal torneo. Hicieron muy buenos partidos tanto de local como de visitante. Llegaron con grandes chances de clasificar para la última fecha, tema que no todos los equipos lograron. Finalmente ese 3-1 a favor de Palmeiras truncó las chances de seguir por el camino de octavos de final. Un resultado que se definió al final del partido donde el local hizo pesar su nombre y el visitante dio batalla hasta el final sin importar la diferencia de presupuesto entre ellos. Pero quedaba el premio consuelo.

El Decano logró en la fecha anterior terminar con cualquier ilusión de Peñarol de clasificar y se aseguraron el tercer lugar, el cual finalmente obtuvieron.

Los 8 equipos que salieron terceros (Atlético Tucumán, Estudiantes, etc) mas los 2 mejores de la anterior fase (uno de esos es Junior, el que perdió con Atlético hace ya unos meses) se clasifican directamente para la próxima ronda de la Copa Sudamericana. Nada despreciable regalo para este equipo tucumano que está haciendo sus primeras armas en el plano internacional. Ya con algo de experiencia esperará expectante el día del sorteo para ver con quién le toca (será un solo equipo, partidos de ida y vuelta).

Dejó una buena imagen para que los demás lo vayan conociendo. En un año jugar los dos mayores torneos continentales, no le pasa a cualquier equipo, y el DK lo logró, así sigue demostrando que además de ser Atlético Tucumán es Atlético de América.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *